Festival internacional del humor 

Mahmud Darwish, el poeta palestino

Sábado 4 de enero de 2014, por Erasmo Magoulas

Mahmud Darwish, el poeta palestino

“Se puede amar o no a una patria, pero a una patria libre.
Si está ocupada siempre la amarás”

Mahmud Darwish

La Colección Sur tuvo el acierto de editar La Patria de las Palabras, del poeta palestino Mahamud Darwish. La edición de fines de 2012, estuvo auspiciada por el Festival Internacional de Poesía de La Habana, el Movimiento Poético Mundial y el Instituto Cubano del Libro. La Colección Sur está dirigida por el poeta cubano Alex Pausides. La traducción de la poesía de Darwish,del Arabe al Castellano, estuvo a cargo de Pedro Martínez Montávez, Mahamud Sobh, Abdellatif Laâbi y Luis Gómez. Como ha dicho – escribe Pausides en el prólogo de La Patria de las Palabras – el destacado intelectual marroquí Abdellatif Laâbi, refiriéndose a los poetas palestinos de la resistencia, el poeta es el hijo dejado atrás, custodio de la madre, guardián de la casa, depositario y defensor de la tierra, mientras el padre sale en busca de un mejor destino, Ulises cuyo sueño es la tierra, patrimonio irreductible y definitivo de sus padres. El poeta es el joven Telémaco que se erige en el sostén de la madre, ante los designios de los que la codician, en una lucha sustentada en la preservación de las raíces y la memoria y en donde permanece intacta la antigua dignidad. La dignidad de los desterrados dentro de su propia tierra, los privados de sus árboles milenarios, los expropiados de sus casas y de sus tradiciones culturales, los silenciados a toda costa, porque bien se sabe que la palabra puede ser una herramienta para cimentar no solo la identidad amenazada, sino levantar la vida y reparar la alegría perdida en el despojo diario del oxígeno, cuando el ocupante entra a la casa como un dueño.

El mismísimo General sionista Moshe Dayan, tras la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, dijo de la poesía de la poeta palestina Fadwa Touqan, “sus poemas son más subversivos que diez atentados”.

Mahmud Darwish nació en una aldea arrasada en 1948 por la violencia sionista, cuando solo contaba con siete años de edad. Darwish padeció desde temprana edad la condición del exilio, dentro y fuera de su patria, dice Pausides en el prólogo del libro. Por ello, no es extraño que las condiciones en que vivieron y viven los palestinos bajo la ocupación resultara un elemento vital de la germinación de sus convicciones, sus ideales y sobre todo, en la prodigiosa floración de su poesía.

Privado de la patria –continúa Alex Pausides–, de los espacios de su infancia y los sitios de labor de sus antepasados, ha edificado con sangre y privaciones una patria que es inmune a la barbarie y la codicia de los ocupantes; una patria en la poesía y en la seguridad de su credo: Sostenerse por encima de la catástrofe y la ruina, más allá de la duda y la incertidumbre.

La Patria de la Palabras incluye poemas de Darwish aparecidos en dos de sus libros fundamentales: Hojas de olivo de 1964 y El fénix mortal de 1995.

Lea poemas en:

http://cultural.argenpress.info/2014/01/mahmud-darwish-el-poeta-palestino.html

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0