Festival internacional del humor
Portada del sitio > Español > Cuentos, Humor, mamadera de gallo, artículos y ... > COLOMBIA Diego Mateus...Dejó la cuentería, “un lugar seguro”, para ser (...)

COLOMBIA Diego Mateus...Dejó la cuentería, “un lugar seguro”, para ser comediante

Domingo 30 de diciembre de 2012, por LUISA FERNANDA RUIZ/vANGUARDIA.COM

Dejó la cuentería, “un lugar seguro”, para ser comediante

29.12.2012

por LUISA FERNANDA RUIZ/vANGUARDIA.COM

‘El man de la pluma’, así también es conocido Diego Mateus, un bogotano, Licenciado en Ciencias Sociales con Magister en Escrituras creativas de profesión, pero comediante de pasión y hasta se podría decir que de oficio. (Foto ilustrativa de VL)

Es serio y con una tonalidad fuerte; enfatiza que parece pero no es malgeniado, al contrario, se describe como tímido y callado, cuando no ejerce su talento.

Desde 1995, cuando aún estaba en el colegio, hacía cuentería, pero fue en Bucaramanga después de participar en un festival de Abrapalabra, que supo que era el momento de “dar el brinco” al Stand up comedy, trabajo que realizaban muchos de sus amigos que iniciaron como él en la tradicional comedia.

Durante mucho tiempo se dedicó a la docencia universitaria, de hecho de ahí creó el show y los libretos de la segunda presentación de su Stand up comedy ‘Teorías de la conspiración’.

Su estilo urbano, roquero y sarcástico mezclado con el humor negro para contar sus historias, lo convirtieron en un referente de las narraciones orales.
Ahora regresó a la televisión nacional con Comediantes de la noche, en la franja de humor del canal RCN. También hace presentaciones teatrales y tiene un espectáculo de humor en el Teatro Nacional Fanny Mikey.

Preguntas y respuestas

¿Cómo se vinculó al Stand up comedy, siendo Licenciado en Ciencias Sociales y con Magister en Escrituras creativas?

Yo hacía cuentería desde el colegio, entonces digamos que el nicho donde surgió el Stand up comedy fue en la cuentería. Siempre estuve vinculado y muchos de los cuenteros que contaban conmigo terminaron haciendo comedia.

¿En qué momento decidió irse por stand up comedy?

Fue aquí en Bucaramanga, estaba en Abrapalabra, había un compañero que había sido cuentero y ya hacía comedia y me dijo que es un paso natural dar el brinco al Stand up. Es muy traumático, porque es como dejar un lugar seguro. Es una forma distinta de ver el campo de juego, las personas ven lo mismo, pero es totalmente distinto. En la cuentería se debe ser directo, decir lo que se tiene que decir y estar en ese proceso es traumático, porque llegarle a la gente es difícil. Pero lo más bonito del stand up es sufrir, es el proceso natural.

¿Qué sucedió con su profesión universitaria?

Fui profesor universitario durante 10 años, dictaba Filosofía y Política, también debe ser por eso que tengo rayado el coco con ese material. Me retiré por un tiempo, porque el Stand up comedy te ofrece estar más conectado con la comedia, también hago teatro y un espectáculo de humor, entonces todo gira alrededor del escenario. La docencia es chévere, pero difícil en este país, depende mucho de la universidad donde te encuentres.

¿Recuerda cómo fue su primera presentación?

La primera presentación de cuentería fue en mi casa, fue un fracaso, tenía 7 años. Y la primera de Stand up fue en el 2001, en un bar de Bogotá que se llamaba Gótica, fue traumática, me fue mal.

¿Hubo desilusión?

Claro. Hoy en día sientes miedo, aún con la experiencia. Subir y crear el link del humor es difícil, no es que no lo pueda hacer cualquier persona, pero es de mucha disciplina y rigurosidad, es aprender un material, tu único escudo es la risa, y si la gente no se ríe, no es que esté malo, es que el material no ha madurado.

¿Cómo define su estilo?

Mi estilo es callejero, a diferencia de muchos, y lo que me hace particular es eso, también manejo un poco con un humor negro y sátira, y el lenguaje es muy de la calle y lo marginal.

¿En qué basa las Teorías de la conspiración, su segundo Stand up Comedy?

Se basa en la observación de la cotidianidad, cómo las personas son en su diario vivir, que aparentemente no es gracioso, pero que nadie lo dice. Mi aporte gracioso es la risa.

¿Cómo nació el montaje de Teorías de la conspiración?

Era profesor de filosofía y tenía una cátedra sobre las Teorías de la conspiración, entonces ahí saqué el show y la rutina. Es una conspiración del mundo que está contra nosotros y así empiezo ejecutar toda la teoría.

¿Qué busca transmitir con los espectáculos?

Siempre he creído que la comedia debe decir algo, no sé si es filosofía o qué, porque hacer reír por bobadas no es, siempre busco ir un poco más de lo establecido o lo no permitido, nada vulgar.
¿Lo novedoso y diferente de sus presentaciones?
Particularmente tengo un video y un concierto de rock al final.

¿Así es Diego Mateus?

Soy súper roquero. Pero particularmente soy muy callado, serio y parezco de malgenio, pero no lo soy, soy tímido y mi postura es esa, eso no lo ve la gente en el espectáculo, me ven más alegre y feliz.

¿Cómo cambió su vida con la participación en Comediantes de la noche?

La gente es muy amable. El stand up tiene algo muy bonito y es que al comediante lo aceptan, te ven como un parcero. La cercanía con la gente, eso es muy bonito.

¿Profesionalmente lo maduró participar en el programa?

Sí, claro. Este es un trabajo donde se debe madurar mucho. Es un trabajo donde debes estar buscando cosas y debes madurar profesionalmente porque no puedes quedarte con tu mismo libreto. Uno debe ser muy osado, pero ir paso a paso.

¿Cómo ve el Stand up comedy o la comedia en Colombia?

Cada día vemos más, hay más gente que lo hace bien, eso permite que se produzca más y buen material. A diferencia de los chistes, que pueden servirle a cualquier comediante o humorista, en el Stand up no, así debe ser tu material, es tuyo y de nadie más, y en la medida que salgan más comediantes y más material va a existir más demanda de comediantes también.

¿Qué lo hace reír?

Unas bobadas, las cosas más elementales del mundo. La inocencia y la risa inocente, el destello de creatividad inocente. Y las frases de los políticos también me hacen reír.

¿De dónde salió el talento?

Mi papá era muy gracioso y más pulsante, mi mamá es más noble. Creo que de él lo heredé, soy como muy irreverente. Segundo, del barrio donde crecí y las carencias económicas, además me sirvió la universidad donde trabajé.

En una palabra

El mejor día: todos los días

Tesoro: mi familia

Pasión: la comedia

Plato preferido: la comida de mar

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0