Festival internacional del humor

El Placer del Texto

Viernes 22 de julio de 2011, por Mauricio Castaño H.

Deslindar la literatura de la doctrina gramatical o del lenguaje, tiene su razón de ser. El gran problema consiste en cómo liberar la creación literaria del lenguaje, entendido no como comunicación sino como instrumento para dominar, para mandar. Grandes teóricos de la lengua así lo documentaron. Roland Barthes lo precisó en el texto publicado por Siglo XXI Editores y cuyo título toma este artículo: “El lenguaje es una legislación, la lengua es un código. No vemos el poder que hay en la lengua porque olvidamos que toda lengua es una clasificación, y que toda clasificación es opresiva: ordo (orden) quiere decir a la vez repartición y conminación. Como Jakobson lo ha demostrado, un idioma se define menos por lo que permite decir que por lo que obliga a decir”,

(...)

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0