Festival internacional del humor
Portada del sitio > Español > Música,Danza,Copla... > SUIZA Poesia, Musica y Trova colombiana LAS MEMORIAS DEL ARRIERO Jaime (...)

SUIZA Poesia, Musica y Trova colombiana LAS MEMORIAS DEL ARRIERO Jaime Valenzuela

Miércoles 22 de mayo de 2013, por Jaime Valenzuela J

Las memorias del arriero – Prólogo

Publicado el mayo 19, 2013 por jaimevj

Una de las razones por las cuales he escrito este obra, fue la circunstancia en la cual me encontraba, desempeñando el papel de Asilado Político Estatutario (refugiado), que es sumamente difícil; me tocó escuchar muchas historias de gente que se había suicidado o enloquecido¸ yo podría decir que esto hace parte de “mi locura”; porque había veces en las cuales no podía conciliar el sueño, entonces para poder entretenerme, me puse a elaborar “balcones” con los poquitos materiales que podía conseguir recogiendo (reciclando) cosas de las basuras o tiradas en los andenes; ya que no conocía ni el idioma, ni los lugares donde se encontraban los elementos parar hacerlos. A medida que iba trabajando escuchaba música, ya después conseguí unos “pesitos”(Franquitos) y compre una guitarra que hacía 40 años no tocaba, entonces empecé nuevamente a tocarla, a componer canciones y trovas, poco a poco, y volví a cantar!.

Recuerdo que un día estaba lavándome los dientes y se me vino a la cabeza una trova que me pareció muy charra, entonces a mi me causo bastante risa, fue tanta que hasta se me vinieron las lagrimas; entonces mi esposa me preguntó ¿qué si era que estaba loco? Hubo ocasiones en las cuales iba en un tren o un bus y me pasaba lo mismo, mi musa era como muy inoportuna. De todas maneras no voy a averiguar si estoy loco o no; y como se dice en el argot popular que “este mundo es de los locos”, estaré muy bien así, porque esta ha sido mi mayor entretención, y como dijo VICENTE FERNANDEZ (digo yo filósofo y cantante),” que tan bueno que a mí me pagan por hacer lo que más me gusta… CANTAR”. Ojalá a mi me pagaran por componer, o por componer y cantar

Recordando lo que me pasó cuando me lavaba los dientes, entonces yo me pregunté si a mí esto me da risa siendo yo el autor, ¿Cuánta gente no gozaría con estas cosas? De pronto habrá unos locos parecidos a mí y le gusten estos temas, entonces andaba siempre con papel y lápiz en el bolsillo para escribir “mis locuras” y luego me tocó coger la agenda únicamente para esto, y ella siguió haciendo la labor de los papelitos y los papelitos, empezaron a desempeñar el oficio de ella; de pronto veía, escuchaba, o me acordaba de algo y escribía; Más adelante compre con unos ahorros un computador, y medio lo aprendí a manejar; entonces ya tenía mucho en que entretenerme, luego llegaba a la casa y metía diariamente al “ordenador” lo que había escrito hasta que complete 100 hojas y me puse a organizar el trabajo.

En nuestro hogar fuimos 15 hijos, 9 hombres y 6 mujeres, mi padre en muchas ocasiones, principalmente cuando estábamos en las fincas que tuvimos, nos narraba muchas historias y anécdotas; él nos comentó que a los nueve años quedó huérfano de padre, entonces le tocó ponerse a trabajar, arriando mulas, para ayudar a su mamá y al resto de sus hermanitos y por ahí a los quince años empezó a amansar caballos, entonces nos comentaba todas las cosas de que eran capaces los arrieros, a los cuales en mi concepto muy personal, ha sido “LA GENTE MAS BERRACA QUE HA TENIDO COLOMBIA”.

Y para acabar de ajustar tengo hermanos músicos, cantantes y poetas; cuñados cuenta chistes, declamadores e intérpretes de instrumentos, incluyendo las cucharas etc.…; entonces los fines de año, hacíamos la llamada «marranada” y antes de matar el marrano para la noche buena, yo como mas conocedor, en base a mi profesión; tanto de las partes internas como externas del animal le hacia el TESTAMENTO DEL MARRANO en trovas, dejándole a cada uno de los asistentes un pedazo de “su humanidad”; estas trovas las cantábamos acompañados de las guitarras y cucharas.

Mi madre era muy bonita y cantaba muy lindo su padre era músico, poeta, pintor y escultor, entonces como se puede observar “tengo la vena” completa para cumplir el objetivo propuesto; además para acabar de completar yo termine ZOOTECNIA en la UNIVERSIDAD NACIONAL, tuve fincas y anduve por varias regiones del país, viendo hazañas de vaqueros, arrieros y trabajadores del campo, caminantes, viajeros, aventureros, desplazados y con toda la gente, que ustedes se imaginan, me encontré.

Para mí la trova es una poesía porque tiene, sentido, métrica y rima; esta a su vez puede convertirse en canción, colocándole el ritmo adecuado al tipo de letra y al mensaje que se quiere transmitir. Yo aquí expreso lo que se, lo que conozco, lo que vi, lo que oigo, lo que leo, lo que invento y lo que comenta la gente. Cuando yo oía hablar del autor de un libro y comentaban que se había demorado tantos (2 – 3) años en escribirlo, yo pensaba ¿pero cómo un autor se demora tantos años para escribir 100 – 200 o 300 páginas?; ahora me doy cuenta de lo difícil que es sacar una obra.

Hay gente que no tiene gracia para echar un chiste , decir una ADIVINANZA o echar un cuento, echar mentiras de alto calibre o verdades que son ocultadas o que mucha gente no conoce; entonces yo me atreví a hacer estas cosas en trova porque con música todo sale bien, yo se que habrá gente regiones y países que no estarán de acuerdo con lo que aquí escribo, yo considero que no es necesario dar más explicaciones, en esta obra se utilizan la terminología adecuada y acomodada para poder tener el éxito en la composición, pero no con el ánimo de ofender a nadie, sino utilizando la TERMINOLOGIA O EL LENGUAJE DEL ARRIERO, que entre otras cosas ha sido catalogado como el hombre más “boquisucio o vulgar” y guapo de COLOMBIA, de los cuales se decía armaban TUREGAS, es decir colocaban 2- 4 mulas, dispuestas de tal manera que entre todas llevaban la misma carga, por ejemplo un campana de una iglesia, un piano de cola, etc.

También se decía que los arrieros andaban siempre con UN CARRIEL, el cual tenía de 3 a 14 bolsillos y tres secretos ; el más típico era el de 9, incluyendo los tres secretos; este estaba forrado con piel de nutria, tigre, tigrillo o vaca; en el cual cargaban: la foto y la última carta de la novia, acompañada de un mechoncito de su cabello perfumado, un espejo, un peinilla, una barbera, un yesquero, la aguja de arria, los daos (como ellos le decían), el naipe, “la una de la gran bestia”, “el ojo de buey” etc. y andaban de albarcas, con un poncho, colgado en uno de sus hombros; la mulera o paruma amarrada en la cintura; una peinilla ( machete), dentro de una vaina de cuero y adornada con ramales, guindada en una correa y de la cual decían ellos que se sabían” las treinta y dos paradas”; un zurriago, al cual le decían perrero y el infaltable sombrero.

No sobra decir que lo que yo digo aquí, fue porque lo vi, lo viví, lo sufrí en carne propia, lo leí y lo escuché, todo fue hecho con fundamento, claro que también hay uno que otro invento propio de su autor, basándome en los elementos anteriores hablo de todo lo que ustedes se alcancen a imaginar, no se me escapa, ni el PAPA. También hablo de lo bueno lo malo y lo feo de COLOMBIA y todo EL MUNDO.Sin mas preámbulos les voy a ir soltando la cuerda de a poquitos.

Lea y disfruta en http://lasmemoriasdelarriero.wordpress.com/


SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0